Seleccionar página

Fernando Saldivia Yáñez, graduado recién en Cine, es el primer joven de Puerto Williams que se beneficia del vínculo de cooperación que mantienen Chile y Estados Unidos, a través de EducationUSA y el programa Fondos Oportunidad; que se ha extendido hasta la isla Navarino gracias al trabajo emprendido hace dos décadas por Fundación Omora y su trabajo con la Universidad de North Texas.

Desde los cuatro años que Fernando Saldivia Yáñez (22 años) se acostumbró a respirar el aire puro de isla Navarino, correr a orillas del canal Beagle y sentir la plena naturaleza de lugares prístinos en la periferia de Puerto Williams.

Pero en su juventud ya acumula la experiencia que ha ganado en su interacción con la ciencia, con investigadores y con sus ansias de querer comunicar a través del arte y del cine la importancia que tiene hoy el medio ambiente, los hábitat y entender los efectos del cambio climático.

Gracias a ese vínculo con la ciencia dos veces ha estado en la Antártica y, lo que pudo ser un sueño, lo concretó hace algunas semanas al titularse de cineasta en Carleton College, una universidad privada de artes, en Northfield, Minnesota, en los Estados Unidos, donde viajó a mediados de 2016 tras ser becado a través de un programa de apoyo de la embajada norteamericana.

La historia de Fernando podría replicarse en muchos otros jóvenes que crecen en Puerto Williams y que es fruto de un trabajo que se ha desarrollado en las últimas dos décadas desde que Fundación Omora se instaló en la isla Navarino, para promover y educar a partir de la conservación la importancia de la biodiversidad, ecología y cuidado por el medio ambiente a través del Parque Etnobotánico Omora. Un aporte que incluso fue destacado a fines de julio en un encuentro online promovido por la embajada norteamericana donde se resaltó la importancia de la cooperación y de las oportunidades de intercambio en aprendizaje para los jóvenes en formación.

Revisa la nota completa en el siguiente enlace.

X